Startups

Cómo la tecnología neurológica nos sumergirá en el mundo de los videojuegos

La neurociencia es un campo que estudia la estructura, la función, el desarrollo de la bioquímica, la farmacología y la patología del sistema nervioso y de cómo sus diferentes elementos interactúan, dando lugar a las bases biológicas de la conducta.

La tarea central de la neurociencia es explicar cómo funcionan las millones de células nerviosas en el encéfalo para producir la conducta, y cómo a su vez, estas células están influidas por el medio ambiente. Tratando de descubrir cómo la actividad del cerebro se relaciona con la psiquis y el comportamiento de nuestras conductas.

Hasta hora la neurociencia aporta en el campo de la tecnología con remotas operaciones asistidas por AR, el uso de aparatos modernos, y las invenciones microscópicas, son otros de los avances importantes en dicho campo.

Es tanto el avance de esta ciencia que estudia el cerebro, que incluso Elon Musk, afirma que con su proyecto Neurolink, las personas sanas podrían recibir implantes cerebrales como nuevas interfaces de computadoras, y asegura que esto podría ser pieza clave para la supervivencia de la humanidad.

Nexeon es uno de los tres dispositivos en el mundo que podría registrar la función cerebral en tiempo real, permitiendo así estimular otras partes del cerebro.

Deus EX

El fundador de Nexeon, Will Rosellini, dijo que está a un paso adelante de Elon Musk sobre tecnología neurológica. La compañía desde ya trabaja en medicina bioelectrónica que se mezcla en nuestro cuerpo para mejorar la especie humana.

Además de los diversos proyectos en los que a trabajado Rosellini, se encuentra uno en especial, llamado Cyborg Deus Ex: Human Revolutions, la famosa saga de juegos de rol y acción en primera persona. Este videojuego le sirvió de inspiración al ejecutivo para crear finalmente su compañía Nexeon.

Ahora imaginemos las posibilidades que tiene dicha tecnología en el campo de los videojuegos, pues podríamos llegar incluso a controlar un personaje a través de la telepatía, sumergirnos en nuestro juego y ser parte del mismo con el uso de bioelectrónica aplicada a la neurociencia.

Comentarios (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *